Novedades

Desde la colectiva de trabajadoras del Ministerio Público de la Defensa expresamos nuestra adhesión a la jornada de lucha y movilización, en el marco del paro internacional de mujeres, cis, lesbianas, trans, travestis y no binaries convocada para este 8 de Marzo.

Necesitamos una transformación de la estructura societaria y judicial URGENTE.

Que se termine la complicidad con el sistema patriarcal y que los varones dejen de gozar de impunidad y privilegios.

Queremos que se nos escuche -a usuarias y trabajadoras- para una reforma feminista de la justicia.

En lo que va del año 2021 ya hubo 47 femicidios (cfr. Observatorio Mumala). No son sólo números que crecen, son vidas arrebatadas por las violencias machistas.

Desde nuestra perspectiva como trabajadoras del mpd, sostenemos que la respuesta del estado a la violencia de genero no debe ser solo punitiva.

Les operadores del sistema de administración de justicia deben llevar adelante sus funciones de modo tal que colaboren en la prevención de las violencias, y que ante las denuncias se activen inmediatamente los mecanismos necesarios para que les denunciantes no se conviertan en nuevas víctimas de femicidio. Para ello, deben multiplicarse dispositivos de atención, asesoramiento y acompañamiento de víctimas de violencia de género, a lo largo de todo el país. Es fundamental la federalizacion y la presencia institucional en los territorios para lograr un abordaje integral y efectivo.

Que la ley sea aplicada con perspectiva de género en todos los fueros y que el sistema de administración de justicia sea un ámbito libre de jueces misóginos.

Es imprescindible que se sigan generando capacitaciones e instrumentos efectivos para erradicar la discriminación y violencia de género en el interior de los organismos e instituciones de la administración de justicia.

Luchamos por la ruptura del techo de cristal, las mujeres y disidencias deben ocupar cargos y espacios de poder, y también nuestro pueblo debe tener efectivo acceso a la justicia.

Exigimos igualdad en las condiciones de trabajo, de salario, de oportunidades, así como en la división de las tareas domésticas, de crianza y cuidado.

Queremos vivir sin miedo, caminar en libertad y que la calle deje de ser nuestra cárcel.

JUSTICIA por las que ya no están, pero también por las que hoy batallan en los tribunales por una decisión judicial con perspectiva de género.

Gritamos fuerte ni una menos, vivas nos queremos.

Para Bajar el comunicado clic aquí

 

 

Deja una respuesta